Para que la factura electrónica sea válida debe estar firmada con una firma electrónica, basada en un certificado digital reconocido y soportado por la @firma del Ministerio de Hacienda y Administraciones Pública. Por lo tanto, el proceso de creación de una factura electrónica tiene siempre dos pasos:

1º. Generar la factura en formato “facturae”.

2ª. Firmarla digitalmente.